Piernas Cansadas

Piernas cansadas

PIERNAS CANSADAS

 

Cuando las extremidades
inferiores se sienten pesadas, con leves molestias sin tener que haber
realizado cualquier actividad intensa, simplemente al caminar o mantenernos de
pie a esta sensación se le llama piernas cansadas. Normalmente no tiene
por qué ser indicativa de alguna patología, pues los síntomas de las piernas
cansadas suelen darse en época de calor y cuando la presión atmosférica es
baja.

Los síntomas
más frecuentes
van desde dolor menos intenso sobre todo en las partes más
bajas de las piernas, hasta calambres, hormigueos o picor. También puede
presentar un aumento de retención de líquidos provocando en su pierna un
aumento del diámetro además la piel de la zona se encuentra  “tirante y brillante”.

Este aumento podemos
comprobarlo nosotros  mismos, con el signo
de la fóvea
, consiste en presionar esta porción brillante con un dedo, si
al ejercer presión y retirar el dedo el hundimiento prosigue durante varios
segundos, el signo de fóvea sería positivo.

Sin embargo, en
algunas ocasiones sí que puede verse afectado el sistema circulatorio dando
lugar a la insuficiencia venosa crónica.

La insuficiencia
venosa crónica provoca que el bombeo de la sangre a través de nuestro sistema
circulatorio sea deficiente y por lo tanto no llegue suficiente sangre de
vuelta de las piernas al corazón. Además la insuficiencia provoca que se
acumulen líquidos o sangre generando la sensación de “las piernas cansadas”.

Es una enfermedad
vascular que afecta al 20-30% de la población adulta, además a los mayores de
50 años les afecta en un 50%. Es mucho más frecuente en la mujer.

Los mejores
consejos
para evitar las piernas cansadas son aquellos que derivan de un buen
funcionamiento de la circulación sanguínea, por ejemplo evitar estar largos
periodos de pie o sentados, ejecutar cambios posturales, utilizar un buen
calzado, realizar actividad física regularmente, controlar la alimentación,
evitar la ropa muy ajustada ya que esta impedirá el retorno sanguíneo
favorable, o por el contrario podemos utilizar medias compresivas para bajar la
inflamación de las piernas y mejorar el movimiento sanguíneo.

Debemos de tener
especial cuidado con las heridas que podamos producirnos en nuestras
piernas, sobre todo si padecemos insuficiencia venosa  ya que la curación de esta será más lenta.

Por todo lo anterior
dicho, hay un buen dicho: “Mejor prevenir que curar” por ello te presentamos
nuestro GEL PIERNAS CANSADAS
Te aliviara esa sensación y además contiene principios activos de origen vegetal
como la menta o el castaño de Indias que hará mejorar  tu microcirculación y además notaras alivio,
calma y relajación. El modo de empleo es muy sencillo, simplemente aplicar
pequeñas cantidades dando un masaje hasta la total absorción del gel.

 

Las piernas cansadas suelen tener síntomas muy parecidos en
distintas personas, es característico esa pesadez inferior, cansancio, dolor,
hormigueo, picor… pero además estas manifestaciones clínicas suelen empeorar a
la llegada del trabajo ya que pasamos muchas horas de pie y más en algunas
profesiones que en otras.

Las profesiones más comunes a padecer piernas cansadas
suelen ser:

AZAFATO/AS: Además de los largos periodos que
aguantan de pie ya que están en pleno vuelo, el calzado que utilizan no es
favorable sobre todo en las mujeres ya que utilizan zapato de tacón, a mas
altura del tacón, más probabilidad de sufrir lesiones en articulaciones.

FARMACÉUTICO/AS, VENDEDORES/AS: Grandes
jornadas laborables que en su mayoría suele ser detrás de un mostrador, aunque
en este sector suelen utilizar buen calzado para las piernas cansadas como los zuecos
terapéuticos
que proporcionan funcionalidad, confort y favorezca el
rendimiento laboral.

PERSONAL SANTITARIO: Esta actividad laboral
puede ser la que tiene la probabilidad más alta de sufrir piernas cansadas ya
que casi el 75% de las horas de trabajo deben de ser en bipedestación. Por ello
la importancia del buen calzado desde el inicio de nuestros días en un Centro
hospitalario o asistencial.

PERSONAL DE HOSTELERIA: Este trabajo tiene algo
más de movimiento que los anteriores citados pero también suelen ser más largas
las jornadas de trabajo por el horario. Sin embargo siguen pasando demasiadas
horas de pie.

PELUQUEROS/AS: Normalmente este gremio tiene
que realizar algunas posturas que no son cómodas ni sanas para nosotros mismos,
y también perjudican nuestra circulación sanguínea.

AMO/AS DE CASA: Aunque no sea un trabajo
recompensado económicamente, es un oficio que pasa muchas horas de pie y sin
gran movimiento debido a la realización de las tareas diarias de casa.

Por todo lo anterior dicho, es perjudicial para nuestras
piernas pasar horas de pie como pasar muchas horas sentado. Algunos problemas
están asociados a este tipo de profesiones como por ejemplo los pies planos,
fascitis plantar, juanetes, edema, varices e insuficiencia venosa.

Comúnmente el problema más repetido suele ser las varices,
al que dedicaremos este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Ahórrate los gastos de envio


This will close in 20 seconds