SELENIUM

8.95

NATUR & PHARMA  SELENIUM.(60 CÁPSULAS).

ACCIÓN ANTIOXIDANTE.

EL SELENIUM ES UN OLIGOELEMENTO QUE FORMA UN PAPEL CLAVE EN EL FUNCIONAMIENTO DE LAS DEFENSAS INMUNITARIAS Y EN LA PROTECCIÓN DEL CUERPO CONTRA EL ESTRÉS OXIDATIVO.

 

 

COMPLEMENTO ALIMENTICIO SELENIUM.

INGREDIENTES POR DOSIS DIARIA DEL SELENIUM (1 cápsula):Agentes de carga(celulosa microcristalina),Vitamina C 75mg(93.75VRN),Seleniometiuonina 40mg (200ng Selenio=363.64% VRN),

Vitamina E natural 25mg (208.34%VRN),Bisglicinato de Zinc 15mg(3.75mg Zinc=37.5%VRN),Gluconato de Cobre 15mg(2.15mg=214.2%VRN) y antiaglomerante (mezcla de extracto de arroz orgánico).Cápsula vegetal (hipromelosa).

DOSIS DIARIA RECOMENDADA: 1 cápsula.

MODO DE EMPLEO: Tomar con la comida principal con un gran vaso de agua.

CONTENIDO: 60 CÁPSULAS.

L-Selenomethionine es un complemento alimenticio de selenio natural de eficacia y de biodisponibilidad óptimas. Su forma orgánica (selenometionina) obtenida a partir de extractos de levadura es mejor absorbida que los complementos de selenio inorgánicos tradicionales.

Indispensable para la vida, este oligoelemento esencial contribuye entre otras cosas a combatir el estrés oxidativo, a mantener una función inmunitaria normal y a conservar la salud del pelo y de las uñas. De modo que es un recurso de elección para periodos de cansancio y de convalecencia.

La selenometionina es la forma de selenio más abundante de nuestra alimentación. Se concentra prioritariamente en los vegetales (cereales, soja, levadura de cerveza …). En efecto, cuando las plantas crecen en un suelo rico en selenio, son capaces de capturar este mineral y metabolizarlo en derivados orgánicos (1).

A nivel químico, la selenometionina corresponde al análogo natural de la metionina, uno de los 22 aminoácidos proteinógenos. En otras palabras, la metionina comparte la misma fórmula molecular con la metionina, pero su átomo de azufre ha sido sustituido por un átomo de selenio. Esta proximidad bioquímica hace que la selenometionina sea capaz de integrar ciertas proteínas del organismo, conocidas como selenoproteínas. Así, en esta forma puede ser almacenada de forma duradera en los tejidos, especialmente musculares, y a continuación ser liberada a petición para satisfacer las necesidades del organismo.

La sustitución de la metionina por la selenometionina en la estructura de la proteína no induce ningún cambio funcional notable, e incluso posiblemente tiene algunas ventajas. Por ejemplo, se cree que el selenio ofrece una protección adicional frente a los procesos oxidativos en comparación con el azufre (3). Además, durante las reacciones fotoquímicas, el enlace carbono-selenio se rompe más fácilmente que el enlace carbono-azufre: por tanto, la selenometionina reacciona mejor a la energía de la luz ultravioleta (4).

Precisemos en primer lugar que el selenio orgánico quelado con aminoácidos (como la selenometionina o la selenocisteína) es mejor asimilado que las sales de selenio inorgánicas (como la selenita o el sulfuro de selenio) (5). La selenometionina posiblemente tendría una tasa de absorción media de alrededor de un90 %, frente a una de un 50 a un 60 % en las formas inorgánicas.

Para ser plenamente bioasimilables, los suplementos de selenio deberían optar por una forma ingerida a través de la alimentación de forma natural. El isómero L de la selenometionina, más conocido con el nombre de L-selenometionina, es el más representado en nuestros platos (6). Perfectamente adaptado al metabolismo humano, tiene una biodisponibilidad elevada y provoca un rápido aumento de los niveles de selenio en sangre (7).

Según las declaraciones autorizadas por la EFSA, el selenio contribuye:

  • Al mantenimiento de una función inmunitaria normal: varios estudios muestran el papel de las selenoproteínas en la activación, la proliferación y la diferenciación de las células inmunitarias, pero también en la modulación de la inmunidad (8).
  • A proteger las células del estrés oxidativo : como cofactor de la glutatión peroxidasa, una enzima oxido-reductora, el selenio estimula la neutralización de los radicales libres atacando las membranas celulares (9). Por el contrario, la carencia de selenio podría exacerbar la toxicidad de los subproductos de las reacciones redox.
  • Al mantenimiento de una función tiroidea normal: la tiroides es el órgano que contiene más selenio en el cuerpo humano. Ese oligoelemento regula la síntesis de las hormonas tiroideas, más específicamente la triyodotironina (T3) (10).
  • A una espermatogénesis normal: el selenio está especialmente implicado en el metabolismo de la testosterona y en la motilidad del esperma (11).
  • Al mantenimiento de un pelo y unas uñas normales: debido a sus propiedades antioxidantes, el selenio mejora el brillo y la fuerza del pelo (12). También ayuda a tener unas uñas bonitas y brillantes.

Aunque es bastante rara en Europa occidental, no obstante, se cree que la deficiencia en selenio afecta a entre 500 millones y mil millones de personas en el mundo, habiendo una gran variabilidad según el estatus socioeconómico de los habitantes (13).

Habitualmente se traduce en un cansancio importante, un estado de ánimo áspero o irritable, una mayor vulnerabilidad a las infecciones y un desequilibrio de la glándula tiroides. En casos extremadamente críticos, puede causar daños en el músculo cardíaco y en las articulaciones.

La falta de selenio es más frecuente en países donde el suelo es pobre en selenio, como Nueva Zelanda o China. También puede ocurrir en personas que reciben nutrición parenteral sin selenio añadido.

Beneficioso cuando se ingiere en cantidades razonables, el selenio es tóxico en dosis elevadas. Un consumo superior a 1 000 mcg/día provoca en particular unas uñas quebradizas, fragilidad anormal del tallo del cabello, infecciones cutáneas, aliento a ajo, diarrea, vómitos y aumento del cansancio. Una dosis demasiado alta de suplemento de selenio emprendida sin asesoramiento médico previo suele ser la causa (14).

Con una dosis de 200 mcg de selenio por comprimido, el complemento de selenio antioxidante L-Selenomethionine se sitúa por debajo del límite superior de seguridad fijado por la EFSA a 300 mcg/día en el adulto. El respeto de la posología indicada (1 comprimido al día) le asegura así un aporte de selenio suficiente, eficaz y seguro.

El selenio es un oligoelemento inseparable de los seres vivos. En el reino animal, los huevos, los riñones, el pescado y los mariscos son fuentes importantes de este. En el reino vegetal está en una proporción notable en las nueces de Brasil, elajo y las setas (15).

Las verduras y los cereales integrales también lo contienen, a condición de que hayan sido cultivados en suelos con un contenido apreciable en selenio.

Al ayudar también a proteger las células del estrés oxidativo, la vitamina E actúa en simbiosis con el selenio para preservar las membranas celulares participando en las reacciones de oxidación-reducción (redox) (16-17). Por tanto, se recomienda encarecidamente una suplementación conjunta con Natural E 400un complemento de vitamina E en forma natural.

Al intervenir en más de 300 reacciones enzimáticas, el zinc contribuye a la síntesis normal del ADN, al funcionamiento normal del sistema inmunitario así como a la protección de las células contra el estrés oxidativo (18-19). También contribuye al mantenimiento de un pelo y unas uñas normales (20). La combinación de L-Selenomethionine con L-OptiZinc® (que combina zinc y metionina para una retención reforzada) forma un dúo de choque para estimular la inmunidad especialmente apreciado.

También puedes encontrar nuestros productos por las siguientes palabras de interés:

Comprar selenium natural online

Comprar productos naturales selenium

Selenium natural online

Comprar selenium natural

 

Puedes adquirir nuestro producto en nuestra Herboristería salud natural

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “SELENIUM”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Ahórrate los gastos de envio


This will close in 20 seconds